Villa Protectora de San Miguel y Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco
10° Aniversario de inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO
(7 de julio de 2008 – 7 de julio de 2018)



Medalla 7 de Julio
Dr. José de Santiago Silva


Dr. José de Santiago Silva

La sexta entrega de la Medalla 7 de Julio renueva la gratitud, el reconocimiento y el estímulo al mérito ejercido
en favor del patrimonio mundial protegido en beneficio de toda la humanidad por la U.N.E.S.C.O.
En la Medalla 7 de Julio se plasma el rostro del Generalísimo Ignacio de Allende y Unzaga,
pieza de belleza única que evoca la memoria histórica de la minería en el estado de Guanajuato,
incluyendo a San Miguel de Allende en la Ruta de la Plata.





        DR. JOSÉ DE SANTIAGO SILVA

Con agrado he recibido la propuesta del otorgamiento a mi persona de la Medalla "7 de Julio". La acepto y agradezco enormemente, me distingue por cuanto los valores culturales que la comunidad sanmiguelense ha desarrollado históricamente constituyen un baluarte que preserva nuestra identidad y estimula el interés de propios y extraños para trabajar en su preservación y en su difusión.

Atotonilco ha sido mi tema de trabajo a lo largo de ya muchos años, le he dedicado libros y ensayos académicos y también he dirigido tesis con diversos tópicos relativos a esta maravilla de la espiritualidad y el arte mexicanos. Estos esfuerzos, inicialmente académicos también inciden en el desarrollo social y económico contemporáneo de la región.

Solamente a partir del afianzamiento de nuestros valores nativos podremos dar continuidad a la grandeza espiritual y material que nos escriturara el Bachiller Luis Felipe Neri de Alfaro.

Hago votos para que este Sexto Congreso Nacional de Patrimonio Mundial de San Miguel Allende Guanajuato 2018 produzca opimos frutos.



        SEMBLANZA CURRICULAR

José de Santiago Silva ha desarrollado una carrera rica, dinámica y prolongada en la cual ha sabido conjugar su propia experiencia creativa con el ejercicio de la docencia. Su amplia trayectoria profesional tiene como eje el arte mexicano, en el cual ha incursionado como creador, investigador y promotor. Sus importantes aportaciones abarcan los campos del diseño museográfico, la escenografía y la historia del arte. Estas actividades han sido realizadas en el campo académico, de manera que ha formado a numerosas generaciones de alumnos dentro de sus cátedras y tutela, a raíz de ello no pocos de sus discípulos son ahora protagonistas destacados en el escenario cultural del país.

José de Santiago Silva ingresó a la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP) en 1961 donde se formó en la disciplina de pintura. Estudió la Maestría en Artes Visuales y Comunicación y Diseño Gráfico en la misma sede (1996). Fue admitido en el programa de doctorado en Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia, España en el 2000, lugar en el que también llevó a cabo una estancia posdoctoral. En adición a esta formación académica, el doctor de Santiago ha complementado sus conocimientos en instituciones como la Escuela del Louvre en París, la Universidad para extranjeros de Perugia, Italia, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Ha ejercido la docencia de manera ininterrumpida desde 1974 cuando fue nombrado Profesor de Asignatura Interino en la ENAP, actualmente cuenta con 41 años de experiencia en las aulas, el nombramiento de Profesor de Carrera Titular C de tiempo completo definitivo en la Facultad de Artes y Diseño (FAD) y más de setenta direcciones de tesis en los niveles de licenciatura, maestría y doctorado. Como parte de su activa labor docente ha participado en 39 Órganos colegiados y ha sido miembro de 19 Comisiones dictaminadoras. Además de su presencia en la Facultad, el doctor ha brindado cátedras en el Centro Universitario de Teatro (CUT) de la UNAM desde 1974, la Escuela Nacional de Pintura y Escultura "la Esmeralda" y en la Escuela Nacional de Arte Teatral (1969), éstas últimas del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Su dedicación le ha hecho merecedor de diversas distinciones académicas, entre las que destacan su reconocimiento como profesor distinguido por la Universidad Politécnica de Valencia con la Cátedra extraordinaria "Max Aub" (2007) y su incorporación como miembro del Sistema Nacional de Creadores del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA). A raíz de su trabajo docente y de investigación cuenta con un amplio catálogo de publicaciones (más de 150) tanto de su autoría como de carácter colaborativo y ha participado en numerosas conferencias, congresos y jurados de concursos (531 en total).

Su trabajo como artista visual ha explorado los soportes de la estampa, el dibujo, la pintura mural, la fotografía, la plástica-escénica y la instalación. Éstas se han presentado en muestras nacionales y en giras internacionales, sus piezas forman parte de acervos como el del Museo Nacional de la Estampa, la colección de la Facultad de Arquitectura y la Facultad de Artes y Diseño y la Universidad Politécnica de Valencia y ha realizado murales en espacios como la Casa Museo de López Velarde (1971), la Embajada de Costa Rica en México (1987) y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (1988). Fue invitado como escenógrafo y artista al Olimpics Art Festival y a Los Angeles Theatre Centre.

Es recipiendario de importantes premios (13 en total) tales como el "Premio Universidad Nacional 2011" en el campo de Creación Artística y Extensión de la Cultura otorgado por la UNAM, la "Medalla Carlos III" de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia brindada a Miembros distinguidos de la comunidad artística y el Premio Especial por su "Memorable Labor" en la XIV Entrega de Premios a lo mejor del Teatro en México/96 llevado a cabo por la Agrupación de Periodistas Teatrales en 1997. En su carrera como escenógrafo su labor ha sido igual de brillante, siendo premiado por todas las asociaciones teatrales del país con reconocimientos a mejor escenografía e iluminación. En adición a estas distinciones, el doctor es miembro de asociaciones académicas de gran talla entre las que despuntan el título de Académico Correspondiente en México de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, Valencia, España (1998-a la fecha), integrante del Comité Nacional Mexicano del Consejo Internacional de Museos (ICOM) (1975-1992), la Asociación Internacional de Escenógrafos y Técnicos de Teatro, entre otras.

Con parecidas características ha desempeñado cargos académico-administrativos dentro y fuera de la Universidad. Desde su incursión en la vida institucional de su alma máter como Consejero universitario alumno (1964-1966) ha trabajado intensamente por la homologación de los estudios artísticos, es decir, el emplazamiento de las artes como disciplinas dignas de reconocimiento a nivel profesional. Hay que enfatizar que esta cuestión se pensaba poco factible desde la incorporación de la carrera de arquitectura a la Universidad Nacional en 1910 cuando se excluyeron la pintura, la escultura y el grabado por considerarse ámbitos menores en los que no se expedía un título profesional a pesar de su amplio currículum. Una de las propuestas más revolucionarias del doctor fue la del establecimiento de una Facultad de Artes en la que se congregaría a todas las carreras de creación artística de la UNAM.

En 1977 fue nombrado Coordinador del Departamento de Comunicación Gráfica de la ENAP en el que fue responsable de la revisión del programa de estudios de dicha licenciatura, marcando sus objetivos y lineamientos. Posteriormente, de 1982 a 1985 fue Jefe de la División de Estudios de Posgrado, cargo en el que destacó en la formalización de los currícula de las orientaciones de las maestrías y las especializaciones y por otra parte, en la concentración y rescate de las colecciones artísticas de la ENAP mismas que estaban diseminadas en distintos sitios después del traslado de las carreras al plantel de Xochimilco. En coordinación con la Dirección General del Patrimonio Universitario (DGAPU) intensificó los trabajos de clasificación en conjuntos y se hizo un inventario de los bienes. Otro proyecto fue la discriminación de obras para la constitución de un Fondo Bibliográfico Reservado que se dejaría en el plantel Academia ya que el grueso de la biblioteca sería trasladado al de Xochimilco.

Fue designado por la H. Junta de Gobierno Director de la Escuela Nacional de Artes Plásticas por dos períodos sucesivos (1990-1994 y 1994-1998). Como se mencionó anteriormente, el doctor de Santiago ha luchado por defender el lugar de las disciplinas artísticas en el campo profesional, es por ello que gestionó el convenio institucional entre la ENAP y la Universidad Politécnica de Valencia (1993) para que los egresados de la maestría pudieran realizar estudios de doctorado en Bellas Artes en dicha institución (ya que no se contaba con este programa en México); esta acción repercutió en la conformación de un núcleo de doctores que fueron la base para la transformación a Facultad de Artes y Diseño en el 2015. Además, se pudo consolidar la presencia de la Escuela en la toma de decisiones de la Universidad mediante la primera elección de representantes ante el Consejo Académico de las Artes y las Humanidades y su incorporación en el Consejo de Difusión Cultural (1993).

De su administración también se deben enfatizar acciones como la creación de la Licenciatura en Comunicación y Diseño Gráfico, la revitalización de los Cuerpos Colegiados y la regularización de la planta docente, problema mayúsculo pues diversas circunstancias habían impedido la realización de concursos de oposición para profesores de asignatura interinos, algunos con antigüedades mayores a veinte años. Asimismo durante su dirección se fortaleció la infraestructura tecnológica de la Escuela mediante la compra de equipos de cómputo y la implementación de un Área Multimedia y el Laboratorio Fotográfico Digital, la bibliotecológica con la adquisición de abundantes materiales bibliográficos y la construcción del edificio de la Biblioteca "José Natividad Correa Toca" y la jurídica con la elaboración de la normatividad que regularía el funcionamiento de la comunidad (1995). En la ENAP se establecieron servicios de producción audiovisual, Videoteca, Mediateca, Hemeroteca y Fototeca mismos que sirvieron como apoyo a la labor docente y de investigación. Se creó el Departamento de Investigación (1997) para dar adecuado registro y seguimiento a los proyectos propuestos por profesores de carrera.

La puesta en valor de las colecciones artísticas resguardadas en la Antigua Academia de San Carlos ha sido otra de las misiones por las que el doctor José de Santiago ha luchado incansablemente. Es necesario apuntar el estado deplorable en el que se hallaba este núcleo a la llegada del doctor a la dirección, debido principalmente a los cambios de orientación posteriores a la Revolución mexicana. Un aspecto de máxima importancia fue la instalación de la Coordinación de Curaduría, Conservación e Investigación del Acervo Patrimonial de la ENAP (1995), misma que fue pionera en el rescate y difusión de estos conjuntos. El trabajo del área de investigación se vio fortalecido y complementado con la creación, en 1996, del Área de Servicios Educativos que tuvo por objetivo la capitalización de la Academia como museo "vivo" llevando a cabo materiales didácticos y programando visitas guiadas, así como el acondicionamiento de la Sala Pedro Patiño Ixtolinque para la exhibición del acervo y trabajo de alumnos y profesores de la comunidad. Otros esfuerzos de la administración encaminados a las colecciones fueron la conformación de la oficina de la "Crónica de la Academia", la restauración de la Antigua Biblioteca, el inicio de los trabajos de restauración en las Antiguas Galerías (mismos que finalizaron en el 2006) y el establecimiento de espacios para el registro fotográfico de la colección y la conservación de yesos.

Fue Coordinador de Difusión Cultural de la UNAM (1998-2000), en cuya gestión se favoreció la producción de iniciativas universitarias y la configuración de grupos de alumnos y egresados; esto es, se propuso academizar la extensión de la cultura, sistema que en su momento conformó cuadros profesionales de excelencia ligados a la investigación y a la experimentación. Este enfoque contrastó con las tendencias anteriores en las que se había privilegiado a proyectos aleatorios o externos a la universidad. De esta manera, se fortaleció al exterior la imagen de la UNAM como símbolo de calidad y vanguardia. Bajo su dirección se establecieron los Consejos de Programación de las Direcciones Generales de Actividades Musicales, Cinematográficas y de Artes Plásticas, además del Consejo Editorial de la Dirección de Literatura y Consejos Asesores de la Dirección General de TV UNAM y del CUT.

Tuvo lugar en su gestión el I Encuentro Universitario de las Humanidades y las Artes y se organizaron presentaciones de escritores de la altura de José Saramago, Susan Sontag y Yevgueni Yevtushenko en la Facultad de Filosofía y Letras. Otro punto destacado del periodo del doctor de Santiago en esta dependencia fue el impulso a acciones que generaran ingresos extraordinarios, una de las más destacadas fue la creación de las Sociedades de Amigos de Difusión Cultural (1998).

El doctor volvió a dar muestra de su preocupación por situar profesionalmente a las disciplinas artísticas con sus iniciativas para convertir al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) y el CUT en entidades académicas y no centros de extensión adscritos a la Coordinación de Difusión Cultural; el CUEC logró establecer como consejo técnico supletorio al de la ENAP con lo cual se inició la incorporación profesores a la planta docente universitaria. Fue ese el principio de integración del CUEC al subsistema de docencia, el CUT se encuentra actualmente en dicho proceso.

En cuanto a su trabajo fuera de la UNAM, se ha desempeñado como Curador en las colecciones de Pintura, Escultura y Grabado del Museo Nacional de Historia (MNH) y Sub-director del mismo recinto (1973-1977), Director de la Galería de Historia (1977-1978), ambos adscritos al INAH, y como Director del Museo de Arte Moderno del INBA (1981-1982). Bajo todas estas gestiones predominó su preocupación por generar espacios adecuados para la conservación de las colecciones, así como el levantamiento de cuadros de clasificación y catalogación de las mismas.

Durante su estancia en el MNH fue parte del equipo dirigido por el museólogo Iker Larrauri con quien colaboró para la museografía de la nueva sala de la Revolución y la conclusión de la Sala de Madero por el pintor Juan O´Gorman y la remodelación y ampliación de las bodegas de colección. Como curador y sub-director del recinto fue responsable de la conceptualización de 15 exposiciones temporales y se le debe la iniciativa de construir depósitos con condiciones adecuadas para la conservación de los materiales históricos, así como el principio de los trabajos de clasificación y catalogación de los mismos, cuestión que no se había llevado a cabo desde la apertura del museo. En el ámbito museográfico se ocupó de la apertura de cursos de diseño y museografía, lo cual tuvo a bien la formación de equipos profesionales que se han desempeñado brillantemente en el campo nacional e internacional.

En la Galería de Historia también se ocupó de la remodelación de salas de exhibición, lo que logró recuperar la distribución original del diseño arquitectónico. Asimismo, cabe destacar que en esta instancia su organización del área de servicios educativos le valió al espacio el segundo lugar en afluencia de visitantes, sólo después del Museo Nacional de Antropología. Por otra parte, a él se debe la solución al problema contractual del también conocido como Museo del Caracol mediante la incorporación total de éste al INAH, ya que hasta entonces había estado sujeto al Comité Federal de Construcción de Escuelas.

Durante su dirección en el Museo de Arte Moderno se llevaron a cabo 37 exhibiciones temporales que destacan por haber permitido la inclusión de artistas jóvenes y expresiones alternativas. Además de ello fue responsable de traer a México trabajos de creadores como Henri Cartier Bresson, Alexander Calder y el diseñador Tapio Wirkkala, esta ha sido la segunda exposición de diseño en la historia de nuestro país (tuvieron que pasar 25 años para que se volviera a considerar los productos del diseño gráfico como objetos museales). A su vez trajo muestras internacionales entre las cuales son emblemáticas "Gráfica española contemporánea" (1981) en la que se presentaron obras de Joan Miró, Eduardo Chillida y Antoni Tàpies y "Obras maestras del expresionismo de los museos de Berlín" (1982) con piezas de Otto Dix, Oskar Kokoschka, entre otros. Otras acciones realizadas en el recinto fueron la recuperación de la distribución arquitectónica original y, fiel a su compromiso con el patrimonio artístico nacional, la clasificación y catalogación de los acervos del museo, cuestión de importancia nodal pues fue así como se determinó la situación legal de las colecciones.

En la actualidad, el doctor José de Santiago enfoca sus esfuerzos en los acervos artísticos de su alma máter, encabeza la Coordinación de Investigación, Difusión y Catalogación de Colecciones (CIDyCC) de la FAD. Este órgano de la Facultad fue creado bajo la dirección de la Dra. Elizabeth Fuentes Rojas en el 2015 y ha sido sancionado por el Consejo Técnico. En este nicho se programó el proyecto PAPIIT "Riqueza testimonial de México, Patrimonio artístico de la Facultad de Artes y Diseño" (DGAPA) en el que participan académicos de diversas entidades de la UNAM tales como la FAD, el Instituto de Investigaciones Estéticas, Instituto de Investigaciones Bibliográficas y el Instituto de Investigaciones Filológicas. A través de dicha iniciativa se está elaborando un catálogo razonado de las 70 mil obras que constituyen las colecciones de la facultad siguiendo estándares internacionales de catalogación en la base de datos Collective Access, misma que permitirá la consulta en línea a todo el público. Además, se comenzó con la gestión para proveer de infraestructura físico-arquitectónica para la conservación adecuada de sus materiales artísticos, misma que fue incluida como uno de los puntos del Plan de Desarrollo Institucional (2015-2019) de Dr. Enrique Luis Graue Wiechers, rector de la UNAM.

La trayectoria profesional del Dr. José de Santiago está íntimamente entrelazada con la historia de las instituciones culturales de nuestra universidad y país, siendo agente de cambios importantes que han posicionado y dignificado a las artes visuales, el diseño gráfico, la cinematografía y el teatro a nivel profesional e institucional. A través de gran tenacidad y visión histórica ha logrado proteger del olvido a varios acervos históricos mediante su correcto registro, difusión y conservación. Su compromiso como docente continúa impactando en la vida de nuevas generaciones, listas para unírsele en la noble misión del arte.